Umbral del Cambio

COMO TOMAR MEJORES DECISIONES

Existe una conexión muy clara entre el aprendizaje y las emociones: mientras más fuertes las emociones, más profunda queda arraigada nuestra experiencia en el cerebro.

Pensemos, por ejemplo, en un niño a quien sus padres le advierten repetidamente no tocar un sartén caliente, y quien no obstante, lo hace y se quema. A partir de ese momento, los conceptos “caliente” y “quemar” quedan adheridos a su mente de forma indeleble. El comunicador puede entonces basarse, de manera creativa, sobre el significado profundo de este concepto.

Datos científicos probados por empresas de neuromarketing y por instituciones académicas, dicen el 95% de todas las decisiones que se toma en la vida son inconscientes, incluyendo con quien te has casado. La combinación de la experiencia y la emoción produce lo que se conoce como impronta: una vez que ésta se crea, condiciona nuestros procesos mentales, determinando nuestro comportamiento futuro. La combinación de todas nuestras improntas nos define como personas.

Las decisiones son emocionales. Cuanto mejor entendemos las emociones mejor decisiones tomamos.

Todo lo que se compra, ropa, electrodomésticos, comida, un carro, refrescos, etc sea hace a nivel inconsciente. La universidad de _Harvard va más allá y dice que es el 95% de todas las decisiones que tomamos en la vida es inconsciente solo nos queda el 5% para justificar las decisiones que tomamos.

¿Por qué las personas toman decisiones?

Se basan en dos premisas importantes:

• Las experiencias

• Los recuerdos.

Su cerebro toma datos de los archivos para tomar una decisión. Y posteriormente lo justifican con la razón, el 5% para explicar porque hizo lo que hizo. Los recuerdos se guardan mediante experiencias en el hipotálamo cerebral, sea una buena o mala experiencia, forman un engrama mental que nunca se olvida, esto marca el desarrollo en la vida de una persona cuando es adulta, determinando su comportamiento bueno o malo de acuerdo a sus engramas.

Podemos hacernos mil preguntas racionalmente ¿Por qué él me traicionó? ¿Por qué ella se fue de la casa? ¿Por qué me golpeó?, ¿Porque me gritó? etc. Ninguna va a tener respuesta racional, pero si buscamos respuestas a nivel inconsciente de seguro la vamos a encontrar.

Todo el mundo sabe que el closet, el baño y la cocina son fundamentales en una vivienda, lo que no muchos conocen es que, quien toma la decisión de comprar una casa es la mujer. El hombre solo firma el cheque, no te expongas a que durante toda su vida te de cantaleta por presionarla a comprar una casa que ella no ha decidido. El baño no le ha gustado, quizás la cocina, o el closet o tal vez los tres.

El closet lo escogen por aquello de la evolución de recolectar. ¿Qué recolectan? Bolsos, zapatos, ropa y después se sientan frente al closet y dicen: “no tengo que ponerme!

Ellas deciden dónde quieren vivir, son las que van a estar ahí más tiempo, entonces la casa es de ellas.

El baño significa limpieza, por eso cuando van al supermercado lo primero que echan al carrito son los elementos de aseo. El olfato es fundamental en su decisión de compra. Este órgano está conectado directamente al cerebro límbico donde se producen las emociones donde se toman las decisiones.

La cocina significa supervivencia, seguridad de la especie, alimentación de las crías. Es el lugar donde la mujer pasa el mayor tiempo en la casa, así no sepan cocinar.

¿Qué parte de la casa es del hombre? ¡El garaje! Ahí es donde está su carro, las herramientas y su colección de discos, según ella, no hay espacio en ningún otro lugar”. Si la casa no tiene garaje, lo siento, no hay lugar en esta casa para ti.

Según estudios el 80% de los productos en la casa los compra la mujer. El 60% de las compras de la ropa del hombre ella es responsable. El 75% decide sobre el auto que deben comprar.

La mujer tiene tres roles biológicos:

El rol de la Limpieza: Por esta razón van al supermercado y pueden llenar el carrito con productos de limpieza y nunca les sobra nada.

El rol de la Reproducción: aunque el hombre es el reproductor, la mujer busca la persona adecuada para que le de buenas crías.

El rol de Alimentar: a sus crías a su familia, asegura la supervivencia de la especie.

Una mujer toma decisiones basadas en su cerebro límbico, en su cerebro emocional, de acuerdo a las experiencias vividas en el pasado, a las memorias recientes o a largo plazo. Puede amar o dejar de amar si eso implica la supervivencia.

La unión entre parejas dependen de la producción de neurotransmisores esenciales para mantener el enamoramiento y el apego. Esto lo hace cada miembro de la pareja para mantener en el otro esas reacciones químicas de apego y amor. Cuando uno de ellos o los dos, dejan que la monotonía, el descuido y la falta de estímulos se apoderen de la relación, dejan de producirse químicos en el cerebro de ambos, quedando la relación ante el inminente peligro de ruptura y separación.

www.000webhost.com